.

.

15 de abril de 2015

Preparar pasta rellena casera

Si eres de los que prepara pasta casera en casa, pero todavía no te has atrevido con la pasta rellena, hoy te explicaremos cómo lo hacemos nosotras (y para los que no se atreven, una ¨trampa¨ al final de esta entrada)



En esta entrada, te explicamos en su día cómo preparar pasta fresca.

Mezclaremos todos los ingredientes de los raviolis en el vaso triturador. Formaremos una bola, envolveremos con film y lo reservamos 20 minutos en la nevera.

Dividimos la bola de masa en cuatro trozos, pasar uno de ellos (los otros los tapamos para evitar que se sequen) por la máquina en la apertura más grande (enharinada), doblamos por la mitad y volvemos a pasar. Repetiremos 3-4 veces. Hacemos la apertura más pequeña hasta obtener una tira de masa de aprox. 1 metro de largo. (ver paso a paso)

Cortamos la tira en tres trozos, la disponemos sobre una superficie enharinada. Repartimos una cucharada de relleno, pintamos alrededor del relleno con un poco de agua y doblamos la masa sobre el relleno, de forma que queden bien cerrados. Presionamos alrededor con los dedos (quedará pegado gracias al agua) Con un vaso de aprox. 3,5 cm. de diámetro o un cortador de pasta, cortamos los raviolis, tal como se muestra en el paso a paso inferior (un lado quedará cortado, el otro será el que hemos doblado con la masa en el caso del vaso). Disponemos los raviolis sobre un tapo bien enharinado y dejamos secar (se puede reservar en la nevera, tapado, hasta el día siguiente). Podéis utilizar cualquier accesorio válido, no es necesario tener el molde para raviolis y así podéis hacer formas distintas: redondas, cuadradas, triangulares...

Cuadrados:


Redondos con un vaso:


Redondos con el cortador:


Eres de los que no hace pasta fresca, pero quieres degustar unos raviolis sin mucho esfuerzo? Utiliza entonces láminas de wonton, tal como te indicamos a continuación:

Repartir las láminas de wonton sobre la superficie de trabajo, poner una cucharada del relleno, pintar con el huevo el wonton y tapar con otra lámina. Sellar con más huevo.

Con este ¨truco¨ serviremos pasta rellena y os podemos asegurar que vuestros comensales no notarán la diferencia.

Sugerencias de pasta rellena: