.

.

20 de mayo de 2015

Cabello de ángel

La cidra es una calabaza de invierno, de color verde con tonalidades amarillas casi blanco y con una piel muy dura, su pulpa son hebras largas de color blanquecino, como cabellos, de ahí que se denomine cabello de ángel.

El cabello de ángel es un dulce muy común en la gastronomía española, se utiliza para rellenar empanadillas, ensaimadas, cocas...

Ingredientes

la pulpa de una calabaza cidra ya escurrida y pesada
su mismo peso en azúcar
la piel de 1 limón, sólo la parte blanca



Preparación

Abrimos la calabaza: su piel es muy dura, por lo que recomendamos dar unos golpes secos, con la mano de un mortero,  en la parte central para partirla. También la  podemos poner el interior de una bolsa, cerrarla y estrellarla contra el suelo, para que se parta.

La partimos en 6 u 8 trozos, ponemos los trozos en una olla grande con agua, cuando empiece a hervir la dejaremos durante 20 minutos o hasta que las hebras estén tiernas, veréis que han cambiado de color. Sacamos del agua y dejamos enfriar completamente.

Cuando la podamos manipular, con la ayuda de una cuchara vamos retirando la pulpa de la carne, se separa fácilmente y quitando las pepitas.

Iremos deshaciendo las hebras y las depositamos en un colador, dejaremos que escurra toda el agua, veréis que contiene mucha.

Para calcular el azúcar que necesitamos, pesaremos la pulpa ya escurrida, pondremos la misma cantidad que su peso en azúcar (aunque nosotras recomendamos poner de 100 a 300 gr menos).

Ponemos la pulpa totalmente escurrida, junto con el azúcar, el palo de canela y la piel de limón en un cazo, y las cucharadas de agua, removemos y llevamos a fuego bajo-medio, hasta que el azúcar haya caramelizado y el agua se haya evaporado, el proceso puede llevar de 30 a 45 minutos. Iremos removiendo de vez en cuando. Veréis que se vuelve de un color dorado, es debido la caramelización.

Mientras esterilizamos unos botes de cristal junto con sus tapas.

Cuando tengamos listo el cabello de ángel retiramos la canela y la piel del limón y vertemos en los botes, cerramos y dejamos boca abajo para que hagan el vacío.

Sugerencias de recetas:

Herradura de hojaldre rellena de cabello de ángel