.

.

6 de noviembre de 2019

Apio

El apio es una hortaliza muy común, que pertenece a la familia de las apiáceas, que podemos encontrar en dos variedades más comunes: el apio verde o el apio blanquecino. Aunque la temporada ideal es en invierno y en primavera, lo encontramos en el mercado durante todo el año. 


El apio mide 25-30 cm. y tiene un sabor ligeramente anisado en las pencas. Las hojas también se utilizan, bien picadas, y tienen un sabor más intenso, ligeramente amargo.

El apio es muy versátil en nuestra cocina, ya que lo podemos tomar crudo - como ensalada o como aperitivo-, en cremas, en estofados - acompañando a otras verduras como cebolla o zanahoria -, en zumos...es muy utilizado en dietas, por su bajo contenido calórico, ya que tiene un alto contenido en agua y contiene muchas vitaminas.

A la hora de comprarlo, tenéis que elegir los ejemplares compactos, con las hojas verdes y frescas. Los apios con manchas o blandos no deben comprarse.

En un post anterior os enseñamos la mejor manera para conservarlo.

Sugerencias de recetas:

    

25 de septiembre de 2019

Preparar glaseado de azúcar

Os queremos enseñar algo tan básico como el glaseado que puede cubrir nuestros bizcochos, dándole ese toque final dulce e incluso, sabor o color.


Mezclar en un cuenco 100 grs. de azúcar glas con 1 cucharada de agua. Si necesitáis más cantidad, aumentar siguiendo ésta proporción, aunque siempre podréis ajustar el espesor añadiendo más azúcar. El glaseado se debe utilizar siempre que el bizcocho esté totalmente frío.

Si queréis darle sabor, podéis sustituir el agua por zumo de naranja o limón o licor.

Si vais a cubrir el glaseado con pistachos u otro tipo de decoración, os aconsejamos esperar unos minutos, para que no se ¨escurra¨ con el glaseado.

Para darle color:

Naranja: Calentar zumo de naranja y dejar reducir hasta la mitad. Dejar enfriar y utilizar en lugar del agua.

Rosa: calentar zumo de remolacha, dejar enfriar y utilizar un par de gotas en la mezcla de azúcar y agua

Por último, os enseñamos también a preparar un glaseado con mantequilla, que está delicioso:

100 grs. azúcar glas
50 grs. mantequilla
4 c/s agua
1 c/c extracto de vainilla (casero)

Calentamos todos los ingredientes en un cazo hasta que la mantequilla esté derretida, llevamos a ebullición, bajamos el fuego y cocinamos 3 minutos. Dejamos enfriar para que espese.

Sugerencias de recetas:

     

3 de septiembre de 2019

Apionabo

Hoy os hablaremos del apionabo (o apio rábano): una raíz comestible de la familia de las apiáceas. Es originaria del Mediterráneo, que rápidamente se hizo popular en el resto del mundo. Es un bulbo que crece semienterrado en la tierra, con unos tallos de 30-70 cm. de alto, de color verde y lleno de raíces, que eliminan antes de comercializarlo.



Por el exterior es muy feo, pero en cuanto lo pelas, encuentras una pulpa blanca, aromática y suave de sabor.

El apionabo tienes muchas vitaminas, es muy saludable y tiene apenas 27 calorías por 100 gramos (una vez cocida).



Para comprar un buen ejemplar, hay que tener en cuenta que debe estar duro al tacto. No debe estar arrugado o seco. Si las venden con tallos, éstos deben ser verdes y frescos. El apionabo de menor tamaño es más sabroso que los grandes. Se conserva en la nevera durante 3-5 semanas, sin manipular, guardado en una bolsa de plástico agujereada.

Para limpiarlo, primero lo lavaremos debajo del grifo, para limpiarlo de tierra. Debemos pelarlo cuidadosamente (tiene piel gruesa) hasta que quede redondo, con la pulpa blanca a la vista. Si os es más fácil, cortadlo por la mitad y después peladlo, así tendréis el control sobre la tabla de cortar (la parte plana).

Después cortaremos el apionabo en rebanadas y luego en dados. También se consume rallado en ensaladas.

Una vez cortado, tiende a oxidarse muy rápido, por lo que es aconsejable cortarlo antes de su utilización.

Sugerencias de recetas: