.

.

12 de septiembre de 2013

Cómo limpiar y cocinar las setas


Setas en el bosque
Cada vez es más extendida la afición de búsqueda de setas... y la creatividad para cocinarlas...es un ingrediente versátil, agradecido y además podemos disponerlo todo el año, fresco, envasado, congelado, macerado o deshidratado.

No vamos hablar de los diferentes tipos de setas, por que hay muchas, además suelen recibir nombres distintos dependiendo de la zona y lugar que estés. Hoy vamos a limpiarlas, cocinarlas y conservarlas.

Si eres tu el que vas a ir al bosque a buscarlas, antes de meterlas en el cesto retira las hojas, pinaza y la parte de la seta que ha estado en contacto con la tierra, desecha las que están carcomidas y deterioradas, es mejor coger pocas pero que estén en buen estado y limpias, te facilitará el trabajo en casa, ponlas en la cesta de forma que las láminas de la seta queden hacia abajo para evitar la entrada de tierra entre las láminas  por que es difícil retirar la tierra y no es muy agradable notar entre los dientes tierra mientras disfrutamos de nuestro plato en la mesa, de ahí la importancia de limpiarlas, y además ayudaremos a esparcir las esporas

¿Cómo limpiarlas?

Con un cuchillo pequeño y afilado cortaremos la base del tronco, rasparemos el tronco ligeramente para eliminar la tierra adherida, luego con la ayuda de un cepillo iremos limpiándolas cuidadosamente para eliminar los restos de tierra que se pueden adherir, pasaremos un trapo de cocina ligeramente húmedo y si es imprescindible lavarlas bajo el chorro de agua lo haremos procurando que las láminas queden hacia abajo  y dejándolas escurrir sobre un trapo de cocina durante unos 20 minutos, finalmente las secaremos con cuidado con la ayuda de un trapo limpio. Las setas absorben mucha agua y si antes de cocinarlas las mojamos, durante la cocción soltarán mucha agua  perdiendo gran parte de su sabor y  dejando un guiso aguado.

¿Cómo cocinarlas?

Ahora que las tenemos limpias es el momento de cocinarlas, cómo hemos dicho anteriormente las setas son muy versátiles, podemos comerlas simplemente salteadas con una picada de ajo, perejil y aceite de oliva virgen como tapa o como guarnición o podemos prepararlas en salsas, cremas, incorporarlas en guisos, pasteles salados, acompañando pasta, legumbres...añadirlas en ensaladas...algunas se pueden comer crudas, aliñadas con aceite de oliva virgen extra, sal gorda y parmesano rallado por encima.

¿ Cómo conservarlas?

En su día os hablamos de cómo deshidratarlas y guardarlas en botes de cristal herméticos.

En el mercado podemos encontrar durante todo el año, setas deshidratadas, en conserva o congeladas.

Sugerencias de recetas con setas:

Spaguettis con crujiente de setas y pan Filetes de lomo con salsa de setas Fesols con setas Arroz con costilla de cerdo y alcachofas Raviolis de calabacín con lenguado y setas Enrollados de setas y olivas
Tarta de patatas rellena de espinacas y setas Spaguetti con salsa de setas y leche de coco Cremosa sopa de lentejas con setas

1 comentario:

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino