.

.

15 de diciembre de 2011

Mango


Una fruta tropical, muy apreciada, con constancia en escritos, de que su cultivo se remonta a 6000 años de antigüedad. Originaria del noroeste de la India y de las laderas del Himalaya, donde todavía se pueden encontrar variedades de mangos silvestres con un gran sabor a resina, que los hace desagradables al paladar.

Hoy en día se cultiva en muchisimos países del mundo, con clima tropical. En España, en lugares como Málaga, Granada y las Islas Canarias, ultimamente se están dando grandes producciones de mango, gracias al microclima tropical que tienen tan apropiado para su cultivo.

Hay una amplisima variedad de mangos, pero después de una selección de las diferentes especies, se fueron obteniendo las variedades que hoy se cultivan, los más comunes y apreciadas por su sabor son:

Los Indios: su sabor a trementina es muy marcado y dulce. Con un color de la piel muy rojo.

El Filipino: de sabor muy dulce, sin fibra, ni sabor a trementina, su color de piel va del verde al amarillo.

El Florida: una de las variedades que mejor resiste el transporte. Con una piel de color rojo y un alto contenido de ácidos orgánicos.

Luego podemos encontrar variedades con mucho jugo como: el Apple, el Carabao, el Manga rosa, el Camboyana.

Los aromáticos y dulces, como: el Ataulfo, el Keitt, el Julie, el Zill.

El más conocido, el Alfonso, variedad de la India, muy dulce y aromático, con un inapreciables sabor a trementina, poca fibra y muy jugoso.

Su forma es muy variada, pero la más común es la que posee forma oval, con una pulpa carnosa y jugosa, de color amarillo-anaranjado, con una textura muy parecida al melocotón.

Dependiendo de la variedad del mango, podemos encontrar diferentes propiedades y minerales, pero todos tiene en común, su elevado contenido de agua. Una gran cantidad de hidratos de carbono y son ricos en magnesio y provitamina A y C.

Podemos encontrar mango todo el año, ya que son muchos los países productores y exportadores. En España la mejor época es en invierno.

Los mangos debemos elegirlos flexibles al tacto, pero que a la presión de los dedos no se chafen. No deben presentar manchas negras en la piel, ya que nos indica que están excesivamente maduros. Y deben desprender un buen aroma. Como toda fruta tropical lo mejor es conservarlo fuera del frigorífico.

Con el mango podemos hacer zumo, mermeladas, helados, macedonias, tartas, ensaladas, como guarnición para acompañar carnes... al natural con unas gotas de lima, resulta simplemente delicioso.

Sugerencias de recetas:

 

6 comentarios:

  1. No sabía que había tantos mangos! No te acostarás, sin saber una cosa más ;-)

    Un saludín

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota porque es una fruta que en su punto está muy rica, pero no consigo pillárselo a la hora de compralos

    ResponderEliminar
  3. fins fa poc no m'agradava, però últiamment he canviat d'opinió! jajajajaja. Petonets i gràcies per la info

    ResponderEliminar
  4. M'encanta! Una informació molt útil. Gràcies noies!

    ResponderEliminar
  5. lo que he aprendido hoy,pero es curioso que en las tiendas no ponen la variedad que es,solo mango y la procedencia,me encantan los mangos y mi experiencia me dice que los que no fallan de sabor y optimos, son los que vienen en avion porque vienen maduros del arbol directamente y los demas la mayoria no salen buenos,a ver si los que hacen aqui en el pais los seirven maduros del arbol,seria un detalle
    petons

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino