.

.

28 de marzo de 2012

Cómo limpiar y cocinar mejillones


En la entrada anterior os hablamos de los mejillones y de sus beneficios, hoy vamos a limpiarlos y cocinarlos...

Normalmente los mejillones siempre los compraremos vivos, aunque últimamente los podemos encontrar envasados al vacío o congelados, con sus valvas o sin ellas.

Los mejillones, al llegar a casa no los tendremos más de 2 días en el frigorífico, ya que es un producto vivo y se ha de cocinar vivo. Pero si los tenemos que conservar, mojaremos un paño de cocina con agua y sal, lo escurriremos y envolveremos los mejillones con él. No los cubras con agua. Si vamos a tardar en consumirlos, lo mejor es cocinarlos al vapor y congelarlos con el agua, así servirá para calentarlos.

Sabemos si un mejillón esta vivo cuando están cerrados, si al golpearlos ligeramente no se cierran hay que desecharlos, también eliminaremos los que tengan la concha rota. Los mejillones, que al estar en contacto con el calor no se hayan abierto, también debemos desecharlos.

Hay contradicciones a la hora de limpiar los mejillones, hay quién dice que no debemos limpiarlos mucho, ya que eliminamos el sabor a mar y sus propiedades y hay quién dice que debemos lavarlos en profundidad.

Hemos de tener en cuenta que el mejillón ya llega a nuestros mercados depurado.

Para retirar los crustáceos que hay adheridos a su concha, golpearemos con la parte no afilada del cuchillo y estos caerán, sino raspar. Una forma fácil de limpiarlos es raspando las concha con un estropajo de acero.

Eliminaremos el biso o filamento que lleva entre sus dos valvas, cogiendo con la punta del cuchillo el extremo y dando un tirón hacia delante y hacia abajo, para extraerlo y no romper su carne.


Los lavamos bajo el chorro de agua fría y ya podemos cocinarlos.

Los podemos cocinar al vapor, acompañados de limón, vinagreta, con vino blanco... Los podemos cocinar junto con más crustáceos, en arroces, junto con platos de pasta, rebozarlos, escabecharlos, prepararlos para sopas y cremas de marisco...

Para hacerlos al vapor, ponemos los mejillones en una cazuela de boca ancha o en una sartén, añadimos una hoja de laurel si se quiere, un chorro de vino blanco, los tapamos y los llevamos a fuego fuerte, cuando se abran los retiramos inmediatamente del fuego, desechando los que no estén abiertos.

Sugerencias de recetas con mejillones:

Mejillones a la marinera  arroz parellada  mejillones picantesTigres Minis voulavents de mejillón en escabeche   

Recuerda que... 
...estamos de aniversario. Esperamos tu truco para nuestro concurso! Esta es la última semana!


3 comentarios:

  1. són tan pesats de rentar... però estan boníssims!!! petonets guapes (PD: no m'oblido del concurs, el divendres publico!!! ;p)

    ResponderEliminar
  2. yo soy tambien de limpiar lo minimo siempre que no tengas que servirlos en su concha claro¡¡
    me encantan siempre y cuando me salen pequeños, tremenda decepción y cuando salen llenos ñam,ñam
    petons

    ResponderEliminar
  3. Jo com el Miquel els netejo lo justillo i com la Judith no m'oblido del concurs. Ja està quasi apunt tot per publicar. Petons

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino