.

.

15 de marzo de 2012

Lentejas


Originarias del suroeste asiático, se extendió con rapidez hacia la cuenca mediterránea. Hoy en día se cultiva, en todas las regiones templadas, ya que es una legumbre fácil de cultivar, almacenar y transportar. Los principales países productores son Turquía y la India.

Hay datos que documentan que era el alimento de los esclavos egipcios, durante la construcción de las pirámides, gracias a su alto valor proteico.

Los griegos y los romanos también la incluían en su dieta, en ricos guisos. Y durante la Edad Media sirvió de sustento para muchos, en tiempos de hambruna.

Se cosechan dos variedades básicas, una de semillas pequeñas, de color castaño. Y otra de tamaño más grande de color amarillo. aunque podemos encontrar una amplia variedad de lentejas que se clasifican por el color.

Lenteja, pardina, lenteja parda, de color marrón terroso o marrón rojizo con el interior amarillo, de tamaño pequeño y sabor suave. Es de cocción rápida y su piel no se deshace durante la cocción. Su origen se encuentra en la India.

Lenteja verdina, de tamaño pequeño y color verde. Con 35 minutos de cocción a fuego lento ya es suficiente. Una lenteja de sabor suave y apreciada en Sudamérica.

Lenteja Beluga, de color negro brillante y muy pequeña, rápida en cocción. Se utiliza para ensaladas y sopas. Es la especie que contiene más proteínas.



Lenteja Puy, de origen francés, es la más apreciada por los chefs, por su sabor y por la resistencia que ofrece su piel al cocerse. Se cuece a fuego lento en 30 minutos. Es la más consumida en Europa.

La de Rubia de Armiña, lenteja de tamaño grande y regular, de color amarillo, con D.O. Se considera la más sabrosa del mundo.


Lenteja naranja, de gran consumo en Oriente Próximo, para ellos un alimento imprescindible en sus dietas.

Lenteja amarilla, de origen hindú, se suele encontrar ya pelada, muy suave, de fácil digestión. Apreciada para elaborar sopas y ensaladas.

Una de las lentejas desconocidas es la llamada Urad Dal, procedente de la India, es de tamaño pequeño y de color blanco marfil. Es de gran importancia en la India, su alto y rico contenido en proteínas, la convierte en el sustituto de la carne.

Lenteja Red Chief, conocida como la egipcia, se consume sin piel. Es baja en fibra y por su fácil digestión esta considerada una legumbre perfecta para las personas mayores y los niños.

Tienen un alto contenido en nutrientes. Los hidratos de carbonos los más abundantes, siendo el almidón el más elevado. No contienen tanta fibra como el resto de las legumbres.

Son ricas en vitaminas B1, B3, B6 y en cuanto minerales, podemos encontrar selenio, un antioxidante que protege nuestras células y en menor cantidad hierro.

En el mercado las podemos encontrar en conserva, que ya están cocidas, solo hemos de lavarlas y escurrirlas, para retirar el caldo que llevan para su conservación. Si se desean cocinar, las añadiremos unos 3 o 4 minutos al guiso o podemos ponerlas en ensaladas una vez lavadas y escurridas.

Las lentejas secas, se venden envasadas o al granel. Deben llevar una etiqueta que identifica la calidad de la legumbre.

Si es de color rojo, nos indica que es de una excelente calidad, si es verde, de calidad media y si es amarilla su calidad es inferior.

Consejos para cocinar las lentejas:
  • Antes de cocinarlas, debemos hacer una revisión, por si hubiera alguna piedra y lavarlas, para eliminar restos de impurezas.
  • Hoy en día los paquetes, marcan si necesitan remojo previo o no.
  • La lenteja siempre partirá del agua fría, junto con el resto de condimentos elegidos. Primero el fuego será fuerte, cuando rompa a hervir lo bajaremos al minimo y dejaremos que la cocción sea lenta y continua.
  • Si es en olla rápida, bastara con 20 minutos, si es en cazuela, las tendremos de 1 h a 1 1/2h.
  • El agua debe cubrir los ingredientes del guiso, pasando unos 3 o 4 centímetros más.
  • Para evitar que pierdan la piel durante la cocción, se recomienda sazonar cuando la lenteja empieza a estar tierna. A partir de entonces tampoco conviene remover el guiso con una cuchara, mejor agitar la olla. Tampoco añadas agua durante la cocción o romperas el hervor lento.
Podemos elaborar guisos con verduras y hortalizas, como pimiento verde, patata, calabaza, puerro, zanahoria, cebolla, ajos... y como guarnición de carne, chorizo, tocino, costilla, mejor adobada que potencia el sabor. Si ponemos arroz, tenemos un plato único muy nutritivo. Podemos incluirlas en ensaladas, hacer cremas...las posibilidades son muy amplias...

Sugerencias de recetas:





8 comentarios:

  1. Conozco muchas, pero me faltan muchas por conocer, gracias chicas. Bss

    ResponderEliminar
  2. Gràcies per tota la informació. Sempre s'aprenen coses noves. És fantàstic :)

    Petonets!!

    ResponderEliminar
  3. Ole vosaltres, sou unes cracks!!
    Gràcies mil!
    PEtons
    Sandra

    ResponderEliminar
  4. Yo utilizo la que aquí llamamos tipo "lanzarote", es pequeñita y se cocina muy bien, creo que es pardina!!! Tengo ganas de probar otras, graciasss
    Besoss

    ResponderEliminar
  5. L'altre dia vaig anar a una botiga a buscar les que he fet amb La Recepta del 15 i em vaig marejar amb tanta llentia... Gràcies per a la info!!

    ResponderEliminar
  6. Fantástica información. Había muchas cosas que no sabía y siempre va bien ampliar conocimientos!!
    Besos
    Mon

    ResponderEliminar
  7. Cuando yo aprendí a hacer las lentejas, mi abuela me enseñó que para que no se le fuese la piel había que "asustarlas" lo mismo que a las alubias. Esto cuando está el fuego fuerte y luego, cuando recupera el hervor, ya se baja. Y lo de la sal, igual que decís aquí.

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino