.

.

17 de febrero de 2012

Habas



Pertenece a la familia de las legumbres. Es originaria de Oriente Próximo, pero su cultivo se extendió por toda la cuenca mediterránea. Fueron los romanos, quienes entre las especies escogieron la que hoy se cultiva en gran parte del mundo, la de grano grande y aplanado. Llegó a China a través de la Ruta de la Seda y se fue introduciendo en el Nuevo Mundo.

Podemos encontrar varios tipos de grano.

La Sevillana o Agua dulce: es un grano precoz, sus vainas son largas, hasta unos 30 cm y podemos encontrar hasta 9 granos en su interior.

La Granadina:, se aprovecha tanto la vaina como el grano, es de un verde muy claro.

Muchamiel o cuarentena; llamada así por que se cultiva a mediados de septiembre y a los 40 días ya se puede recolectar. Se cultiva en el Mediterráneo, mayormente en la costa alicantina y es la especialidad más comercializada. Sus vainas contienen entre 3 o 5 granos.

La haba tiene una gran cantidad de ácido fólico y vitamina C, en cuanto a minerales nos aporta potasio y magnesio. Destaca un gran aporte de fibra, que se encuentra en la piel del grano. Las habas tiernas tienen menor cantidad de hidratos de carbono y proteínas que las secas.

En el mercado podemos encontrarlas, frescas, secas, congeladas y en conserva ya preparadas para su consumición.

La mejor época para comprar habas frescas es entre los meses de enero y abril.

Cuando compremos habas tiernas, hemos de asegurarnos que la vaina esta crujiente y de color verde brillante. Si al doblarlas no se rompen, nos indican que no están frescas y si tiene manchas marrones, es síntoma de descomposición.

Para conservar las habas frescas, es mejor guardarlas en la parte baja del frigorífico. O en un lugar fresco y seco y reservado de la luz.

Las secas las almacenaremos en un recipiente cerrado y en un lugar seco y protegido de la luz.

Las vainas pequeñas se pueden consumir como si fueran judías verdes, pero las de mayor tamaño, debe desgranarse y desechar la vaina. La haba se desgranara antes de cocinarla.

Podemos preparar guisos, sopas, purés, como guarnición, en ensaladas.


Sugerencia de recetas con habas:

Habas con jamón y ajos confitados a la aroma de menta  Habas con alcachofas, huevo poché y virutas de jamón ibérico

2 comentarios:

  1. Una información muy interesante y unas recetas fabulosas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  2. me encantan a ver si la proxima vez identifico la clase, porque no sabia que habias tres clases
    petons

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino