.

.

18 de enero de 2017

Fruta de la pasión

Maracuyá, fruta de la pasión, granadilla ...,  son frutas tropicales que pertenecen a la familia de la Passiflora Edulis, originarias de Centroamérica, también puede encontrarse en otros países del sur de África y Australia.



Es una fruta de tamaño pequeño, muy aromática y ligeramente ácida, su piel es lisa de un color morado o púrpura intenso.

Pero a diferencia de otras frutas, la fruta de la pasión debe consumirse cuando su piel esta arrugada, es cuando alcanza su punto de madurez y son más dulces. Las compraremos con la piel tersa y en un par de días veremos como se arruga, ése es el momento de consumirla.

Puede consumirse natural, partiendo la fruta por la mitad y con la ayuda de una cuchara extraer su pulpa, o añadir su pulpa a un  yogur, helado...

La mayor parte de la producción de la fruta de la pasión es destinada a la elaboración de zumos, pero cada vez es más frecuente utilizarla en la preparación de postres y mermeladas.

Para obtener su jugo, se filtra la pulpa con la ayuda de un colador, se tritura obteniendo un puré fino para añadirlo a las preparaciones que deseemos, como helados, cremas, natillas... ofreciendo un delicioso exótico a nuestras preparaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino