.

.

22 de mayo de 2014

Masa philo


La pasta filo o philo es una masa que nos ofrece una gran versatilidad en la cocina, dando un toque crujiente a nuestras recetas. Es originaria de Grecia y muy utilizada  en los países árabes.



En los supermercados podemos encontrarlas frescas o congeladas, vienen presentadas en finísimas láminas superpuestas y enrolladas.

Una vez hemos abierto el paquete, debemos cerrarlo muy bien y guardarlo en el frigorífico, puesto que se secan al contacto con el aire. Si la compramos congelada, antes de utilizarlas descongelaremos las láminas.

Una vez hemos elegido la receta que vamos a realizar, tendremos todo preparado para manipular con rapidez y con cuidado nuestras láminas, ya que, como hemos dicho anteriormente, se secan al estar en contacto con el aire.

Necesitaremos:
Un trapo húmedo
Un pincel
mantequilla fundida

Extendemos las láminas, cortamos las láminas que vayamos a utilizar a la medida que necesitamos y cubriremos con un paño húmedo las que no utilizamos.

Con la ayuda de un pincel, pintamos la hoja por las dos caras - con suavidad para no romperla - con la mantequilla fundida. La mantequilla es lo que le dará el toque crujiente a la masa, además de  un bonito color dorado una vez horneada.

Así sucesivamente con todas las capas que necesitemos para elaborar nuestra receta.



Podemos darle forma de cesta - como vemos en la foto -, de rollitos, de sacos, forrar moldes de tartas...
los rellenos pueden ser tanto dulces como salados, ya que el sabor de la masa es neutro. Para obtener unos buenos resultados, es mejor que los rellenos no contengan mucho líquido.

Sugerencias de recetas con philo:

Cestitas rellenas de patatas y huevo frito Cucuruchos de crema de salmón ahumado Strudel de frutos rojos con chocolateCostrada de queso y cebolla Philo individual con mozzarella y chorizo Tarta philo con atún y huevo Tarta de bimi y ricotta Crujientes de salmón con crema de naranja Tarta philo de espinacas, queso de cabra y avellanas
Tartaletas philo de espinacas y queso Nidos crujientes con yogur



7 comentarios:

  1. me encantan este blog, antes podia bajar informacion por pdf y ahora no, es una excelente informacion, porque lo quitaron, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lenaes, cambiamos el diseño y se debió eliminar por error, gracias por avisarnos, ya está incluido de nuevo

      Eliminar
  2. Es una masa que me encanta y procuro siempre tener. Donde vivo no lo encuentro y cuando voy a la capital siempre traigo de reserva.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Me encanta esta masa, aunque muchas veces no la uso porque me ha quedado cruda/húmeda por debajo más de una vez. Sí, es por lo que decís, rellenos que sueltan mucho líquido :P Con el strudel no me pasa, y con la masa casera tampoco, así que ese siempre cae en invierno.

    Lo que he hecho últimamente es ponner algo de pan rallado por toda la base, supongo que es algo sacrílego, pero las últimas veces me ha ayudado un poquito.

    Me han gustado mucho las cestitas con patatas y los niditos de yogur, habrá que animarse!! La presentación en forma de cucurucho también me ha gustado :D

    Un beso, chicas!! :D

    ResponderEliminar
  4. A esta masa le tengo yo mania y mira que está buena la condenada,
    pero es que me pasa igual que a Paula que si se moja mucho no me sale y no llego nunca a cogerle el punto.

    Gracias por la información y un saludo

    ResponderEliminar
  5. La Pastela moruna, sale buenísima con esta masa.

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino