.

.

18 de junio de 2013

Preparar ghee (mantequilla clarificada)


¿os ha pasado también a vosotr@s que en una receta habéis leído mantequilla clarificada y automáticamente habéis dejado de leer porque habéis pensado que no lo podíais hacer? Hoy os enseñaremos cómo la preparamos nosotras, de una manera bien fácil...


En un cazo, derretir a fuego bajo 250 grs. de mantequilla hasta que empiece a burbujear, sin remover: es entonces cuando pierde el agua.

Retirar del fuego, dejar enfriar ligeramente y verter el líquido resultante en un bote esterilizado. Veréis que en el cazo (foto inferior) queda un líquido lechoso que es lo que hay que desechar. 

Si os va mejor, podéis utilizar una gasa limpia para eliminar mayormente las impurezas. En la foto superior veis el aspecto que tiene una vez que la mantequilla clarificada obtenida empieza a enfriarse.

Aguanta perfectamente varios meses en la nevera. Cuando lo queráis utilizar, sacar de la nevera 30 minutos antes.

La mantequilla clarificada nos servirá, sobre todo, para la elaboración de panes o bollería, siendo el resultado final mucho más bueno. Se utiliza también en recetas de conservación de alimentos en mantequilla. Aunque puede utilizarse para cualquier receta, sobre todo en fritos, ya que aguanta el calor mucho más que la mantequilla convencional, sin que llegue a quemarse ni a cambiar su sabor.

Sugerencias de recetas con mantequilla clarificada:

Gambitas marinadas Paté de gambas
Paté de gambas al limón Macarrones con coliflor a los tres quesos

5 comentarios:

  1. Doncs m'anirà de perles perquè quan faig Naan la recepta demana Ghee, i sempre faig servir mantega fosa a temperatura ambient... i segur que el gust canvia molt així!

    Petonets, i gràcies!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I tant q ho notaràs, Victor, es una altre cosa ;-)

      Eliminar
  2. Durante mucho tiempo, yo era de las que esquivaba (huía de) este tipo de recetas. Hasta que probé la primera vez, y el resultado es tan genial, que se me olvidaron todas las perezas.

    Pero tenía miedo de no hacerlo bien, y reconozco que he probado distintas formas, a ver cuál era la mejor, así que me parece estupendo que le hayáis dedicado esta entrada, porque al principio, parece que no sabes cuál es el punto exacto que tiene que llegar.

    Un besito, chicas!

    ResponderEliminar
  3. Una molt bona proposta, ja no caldrà anar a comprar-lo!

    ResponderEliminar
  4. Oh, gracias. Yo la compro en un mercadito indio por la casa. O bueno, la compraba ;-)
    Saludos,
    Vero
    lacocinadevero.com

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino