.

.

21 de mayo de 2013

Receta salada


A veces nos podemos encontrar, por diversos motivos, que hemos puesto más sal a la comida de la que correspondía y el guiso se ha echado a perder al no saber cómo corregirlo.

Siempre es mejor ir probando la comida e incorporar la sal poco a poco, pero para aquellos días en que la comida nos ha quedado salada, pelaremos una patata, la cortaremos y la añadiremos a la cocción: así absorberá el exceso de sal.

Retirar los trozos de patata antes de servir.

1 comentario:

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino