.

.

9 de julio de 2012

Almejas


Se trata de un molusco bivalvo, que vive en el fondos arenosos o fangosos o parques de cultivo.

Los cultivos marinos se iniciaron a finales del siglo XIX, siendo un fracaso, fue en los años 70, que se inició el cultivo horizontal en parques, tanto en Galicia, como en la zona del Delta del Ebro y recientemente en las costas atlántica de Andalucía.

Hay dos tipos de pesca el marisqueo a pie, que se realiza en la zona intermareal, osea la parte cubierta durante la marea alta y descubierta durante la marea baja, donde se remueve la arena utilizando unos sachos, rastros o rastrillos. Y luego el marisqueo a flote, que se realiza con un rastrillo sujeto a unas baras des de la embarcación.

Se alimentan de placton, por filtración del agua del mar a través de su sifón, llamada así esa pestañita larga que tienen. Lo que les permite vivir a una profundidad de entre 15 o 30 cm y sobrevivir a las mareas bajas.

En España, la almeja más popular es la de Galicia, podemos encontrar varios tipos:

La almeja fina; es la más apreciada en el mercado por su calidad y por la capacidad que tiene de aguantar más tiempo fuera del agua. Sus valvas son de color uniforme entre marrón y blanco, dependiendo de la arena donde se ha criado. En su concha podemos ver una lineas en forma de radios en horizontal y otras en vertical que forman los famosos cuadraditos tan característicos. Otra diferencia, es su sifón, que los tiene más largo y separados entre si.

Su alta calidad la hace perfecta para comer en crudo, aunque también se puede cocinar.

Los meses de veda de la almeja fina, van entre los meses de marzo a septiembre igual que la babosa.

La almeja babosa o rubia, su concha varía entre los colores crema-marrón al gris. Son más alargadas y su sifón esta unido. Sus lineas son concéntricas. Debido a su poca resistencia fuera del agua, su exportación se hace difícil, por lo que se consume dentro de la comunidad.

Su carne es algo más dura y de sabor suave, es ideal para guisos, arroces...

Almeja japónica, se introdujo en Galicia, a pesar de la gran calidad de las variedades autóctonas, por su crecimiento rápido, lo que la hace una de las almejas económicas que podemos encontrar en el mercado.

Su color va de marrón a gris-negro, con una lineas mucho más marcadas. Es una almeja más pequeña y menos sabrosa.

En nuestra próxima entrada, os enseñaremos cómo limpiamos las almejas.

Sugerencias de recetas con almejas:

  

2 comentarios:

  1. Me ENCANTAN las almejas y la "babosa" creo que no la he probado en la vida.
    Como soy así de "agarrá" guardo el juguito que queda cuando las hago al vapor para usarlo en guisos y da un sabor increíble.

    ResponderEliminar
  2. Interesante el post,tendremos que ir a Galicia a probar la babosa.
    petons

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino